Introduction

Consejos prácticos para comenzar el estudio del idioma inglés

Una de las cosas importantes que se debe considerar antes de iniciar los estudios de cualquier idioma, es aquello referido a la Programación Neurolíngüística.

 

En los primeros años de vida, todas las personas entran en contacto con un determinado sistema de comunicación, desde gestos y expresiones, hasta el sonido lingüístico que se materializa en un idioma o lengua en particular. Por lo tanto, desde esos primeros momentos nuestro cerebro se programa para responder a un determinado signo lingüístico, que posteriormente se transforma en la verbalización o el habla de ese idioma.

En este orden de ideas, cuando las personas de manera temprana entran en contacto con dos o más idiomas, se habla de bilinguismo, trilinguismo o multilingúísmo, según sea el caso.

Existen estudios que avalan que cuando una persona entra en contacto con dos lenguas o idiomas hasta los 7 u 8 años de edad, se produce el fenómeno de bilingüísmo, es decir, una persona con habilidades lingüística capaz de moverse entre un idioma y otro sin mayor dificultad. Cuando nos referimos a que esa persona pueda moverse sin mayor dificultad quiere, decir que en su internalización no existe el proceso de pasar por una lengua primero para entender la otra. 

Sin embargo, eso no ocurre con aquellas personas que comienzan el estudio de un idioma de forma más tardía, dado que al inicio del aprendizaje necesariamente debe esa persona asociar significados de un idioma para comprenderlos en el otro. Por tanto, debe hacer un proceso interno de traducción y de interpretación del significado de cada palabra o frase para asociarlo y entender su significado. No obstante, una práctica y contacto permanente con la lengua de destino hará que la internalización de ese idioma sea cada vez más natural. De ahí que se dice que se habla un idioma, cuando se piensa en ese idioma.