La interpretación

August 2, 2016

La interpretación de idiomas es una actividad tan antigua como la traducción, ya que desde que el ser humano tuvo uso de palabras para comunicar, debió recurrir también a un intermediario entre los pueblos y culturas para facilitar la comunicación en todos los niveles. Con los años, esta actividad se ha transformado en un importante vehículo de comunicación en los intercambios internacionales que traen consigo el desarrollo y la evolución de una sociedad y por consiguiente debe ser realizada por especialistas que aseguren una transmisión fidedigna entre el orador y la audiencia. 

 

Para el común de las personas, se trata de operaciones mecánicas de codificación y decodificación, es decir la sustitución de signos lingüísticos del idioma original por los del idioma de destino o idioma terminal. Sin embargo, la interpretación es mucho más que una sustitución de palabras, ya que se trata de una reformulación del discurso del orador para que sea explícito al receptor. Esto implica no tan solo el conocimiento a cabalidad de los signos lingüísticos de ambos idiomas, sino que además de un amplio conocimiento cultural e idiosincrático  en ambos sentidos. La importancia es que el mensaje que transmite el orador contenga el mismo sentido en la lengua de destino e impacte de la misma manera. 

 

En la interpretación se reconocen habitualmente tres modalidades, de acuerdo con la distancia entre orador e intérprete. La primera de ellas se denomina "Interpretación de Enlace o de Contacto", cuya distancia entre orador e intérprete es bastante estrecha, al punto que el profesional puede aplicar, incluso, la técnica de susurrado. Y también puede llevar un diálogo entre las partes involucradas, sin que el profesional sea el punto central de la atención. 

 

La segunda modalidad se denomina "Interpretación Consecutiva" y es una de las más conocidas. En esta modalidad el profesional mantiene una distancia un tanto más amplia y su técnica se basa en la toma de apuntes para concentrar las ideas principales de lo que el orador expresa en su discurso. Por lo general, es un tipo de interpretación utilizada en reuniones de trabajo y en presentaciones con audiencias reducidas. Los espacios de intervención entre el orador y el intérprete son de aproximadamente de 2 a 3 minutos, de ahí la importancia de la toma de apuntes para reforzar la memoria del profesional.

 

La tercera modalidad se denomina "Interpretación Simultánea" y es la más representativa de la actividad de los intérpretes. En este caso, la distancia entre orador y audiencia es mucho más amplia, al igual que la ubicación del profesional, ya que a diferencia de las demás modalidades se requiere de un espacio físico más amplio y de equipamiento técnico que facilite la amplificación y la recepción del discurso en los idiomas que sean necesarios. Este tipo de actividad impera en reuniones y congresos internacionales o en todo tipo de reunión multilingüe que reúne gran cantidad de participantes, lo que incluso permite tener varias interpretaciones, en varios idiomas a la vez. Los espacios de intervención entre orador e intérprete son casi al unísono, de no más de 2 a 3 segundos de diferencia. De ahí su denominación.  

 

En general la profesión de intérprete, en todas sus modalidades, representa un importante vehículo de comunicación y de mediador intercultural, ya que la globalización del mundo moderno ha permitido la expansión de las relaciones internacionales y por ende la necesidad de comunicar en aquellos idiomas más hablados, siendo muy necesaria su intervención.  

 

 

 

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Buscar por tags
Archivo
Síguenos
Please reload

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Please reload